twitter facebook
Lunes, 24 Febrero 2014 16:46

COSPEDAL Y ECHANIZ ESTAN HACIENDO VIABLES LA SANIDAD Y EL BIENESTAR SOCIAL EN CASTILLA LA MANCHA

Cuando gobierna el Partido Popular, después de haber ganado claramente unas elecciones democráticas, una gran parte de la izquierda española intenta con protestas, casi nunca justificadas, ganar en la calle lo que no han podido hacer en las urnas, con una política “asamblearia” y populista, alejada de la realidad democrática y del valor de haber sido elegido por los votos de ciudadanos que han ejercido su derecho en plena libertad.

La izquierda ve “una paja en ojo ajeno y no quieren ver la viga en el propio”, es decir, que aquello que les parece bien donde gobiernan lo critican en donde se encuentran en la oposición. Y viene esto a cuento del tema de la externalizacion de la Sanidad de la que tanto se esta hablando en estos días y como unos jueces quizás presionados por las manifestaciones, han paralizado la misma en la Comunidad Autónoma de Madrid, unos jueces que se involucran en decisiones políticas y ponen en peligro la viabilidad de la sanidad madrileña .

Una externalizacion de la sanidad que no afecta en nada a paciente, que con este sistema sigue teniendo una sanidad gratuita y universal, aunque con una gestión mas económica, lo que ha hecho que numerosos colectivos y ciudadanos hayan salido a la calle en contra del gobierno, eso si, cuando este es del Partido Popular. En Andalucía hay una parte importante de externalizacion y nadie dice nada, en Madrid sí, faltaría más, ya que aquí gobierna el PP.

Y en Castilla la Mancha ¿que pasaba?, pues que con los gobiernos del PSOE una gran parte de la gestión sanitaria se encontraba externalizada (privatizada) con el silencio de sindicatos, colectivos y partidos políticos afines como puede comprobarse por la deuda de 200 millones de euros que dejaron a la sanidad privada cuando abandonaron el gobierno en junio de 2011, con sueldos astronómicos que pagaban a estos profesionales de 200.000 euros al año mas productividad , lo que hacia que algunos de estos médicos cobrasen 27.000 euros mensuales.

La política sanitaria de los gobiernos socialistas en la región significaron derroche y despilfarro. Así vemos como al irse dejaron 600.000 facturas sin pagar, con un derroche que comenzaba con el propio consejero que tenía un despacho de 200 m/2 de superficie, el doble de los pisos de protección oficial, para el que había comprado un televisor que costó 1000 euros y en sillas se había gastado la friolera de 147.000 euros.

Cuando María Dolores Cospedal llegó al gobierno se encontró con una sanidad en quiebra que no pagaba a los farmacéuticos ni los medicamentos de los hospitales y que había dedicado en el periodo 2009-2011, 117 millones de euros a pagar servicios de externalización. Eso sí, había facturas de aperitivos de 7.000 y 8.000 euros.

Y si esto sucedía en Sanidad, en Bienestar Social el problema era de una gran gravedad e irresponsabilidad, ya que solo habían presupuestado 26 millones de euros para una partida que necesitaba 147 millones de euros.

Después de tres años de gobierno en la región, los problemas están en su mayoría resueltos. En estos momentos se han pagado las facturas pendientes, el paciente ve mejorado los servicios y se han reducido las listas de espera en 33.000 personas.

En el año 2013 se han realizado 128.000 intervenciones quirúrgicas con un incremento del 2,3% y una reducción en las listas de espera del 16,8%; en urgencias el numero de personas atendidas en la región ha sido de 830.000 con un aumento del 3% y una reducción en las listas de espera del 18%, mientras que la reducción en diagnósticos ha ascendido al 45 %.

En lo que se refiere a la Dependencia, se ha presupuestado el gasto real de 147 millones de euros para cubrir el total de las ayudas, que han aumentado este año en 1.352 plazas, habiendo reducido la lista de espera en un 46%, pasando de 3.079 a 1.634.

También es de destacar que en los Centros de Día, el numero de personas atendidas es de 2.013, habiéndose producido un incremento del 24%.

Estos datos objetivos nos deben llevar a una clara conclusión: que el Gobierno de María Dolores Cospedal y la Consejería de Sanidad y Bienestar Social que dirige José Ignacio Echaniz, están haciendo las cosas bien y que frente a la política de caos y despilfarro de los gobiernos del PSOE, están ordenando los servicios, evitando el derroche, gobernando con austeridad, dedicando el dinero de la sanidad a la mejora de la misma, consiguiendo un grado de excelencia en la calidad de los servicios sanitarios y en los servicios sociales de Castilla la Mancha y dándoles la viabilidad económica de la que carecían.

Antonio Ruiz Morán

Secretario de Organización del PP de Guadalajara

saluda

afiliate

nngg