twitter facebook
Martes, 22 Marzo 2016 17:18

Los presupuestos que quiere aprobar el PSOE para 2016 recortan un 93% las inversiones y reducen en un 81% la atención social

El Partido Popular presenta una enmienda a la totalidad del proyecto de Presupuestos elaborado por el PSOE con el beneplácito de sus socios de Gobierno: IU y Vecinos por Cabanillas. Considera que las cuentas presentadas recortan la calidad de vida de los vecinos y el desarrollo de la localidad. 

 

Un “mal corta y pega” del presupuesto anterior, raquítico, fruto de la improvisación y poco ambicioso a la hora de encarar el desarrollo del municipio. Estos son algunos de los calificativos que definen el proyecto del Presupuesto municipal para el ejercicio 2016 que ha presentado el PSOE con el beneplácito de sus socios de Gobierno ­-Vecinos por Cabanillas e IU-, y que serán debatidos en la sesión plenaria convocada para el próximo día 30 de marzo. “Estos presupuestos llegan muy tarde y parten con el inconveniente de que el informe trimestral del servicio de intervención advierte de que es más que probable que el Ayuntamiento se haya saltado el techo de gasto en el inicio de la legislatura. De cumplirse este pronóstico, el Consistorio se verá obligado a elaborar un plan de saneamiento, impidiéndole aumentar el presupuesto y limitando la realización de inversiones financieramente sostenibles, lo que supondrá un freno evidente al desarrollo de la localidad”, exponen fuentes del Partido Popular de Cabanillas, que han presentado una enmienda a la totalidad de la cuentas generales para este ejercicio.

 

Lamentan, asimismo, el cambio de filosofía que suponen respecto a las del ejercicio anterior, con un recorte aplastante del capítulo de inversiones y del de transferencias corrientes destinadas a abordar acciones de atención social, educativas y culturales. En concreto, las inversiones previstas para este año apenas suponen un 0,7% del presupuesto total y disminuyen en un 93,6% respecto a las cuentas de 2015, pasando de 1.037.252,62 euros a unos escasos y pírricos 66.800 euros. Entre los ‘tijeretazos’ más asombrosos destaca el de la partida destinada a parques y jardines –un 94% de descenso– o el de adquisiciones bibliográficas para la Biblioteca –que disminuye un 17%–, “traduciendo en cifras el escaso compromiso medioambiental y cultural de este Equipo de Gobierno”.

 

Tampoco se salva de los recortes el capítulo de transferencias corrientes, con la partida de atención social mermada en un 81%, pasando de 100.900 euros a tan solo 20.000 euros. Asimismo, la aportación a las asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de Cabanillas (AMPAs) baja un 10%, mientras que las subvenciones culturales se reducen en un  64%. El señor García y sus aliados tiran de nuevo de tijera a la hora de ajustar la partida de estudios y proyectos ­­–que disminuye un 42%–, la destinada a promocionar la cultura en la localidad –con un descenso que roza el 30%–, y la que sustenta el mantenimiento y reparación de viales y acerados público –disminuye un 60%–.

 

No aplica el Equipo de Gobierno similar política de contención a la hora de afrontar el capítulo de gastos corrientes, que sube de manera notable al multiplicar casi por dos las primas de seguros y al incrementar en 43.500 euros las partidas de limpieza de edificios municipales (+12,5%); y eso a pesar de que el Equipo de Gobierno y sus ‘aliados’ anunciaron ‘a bombo y platillo’ que la ‘remunicipalización’ del servicio a través de la empresa municipal iba a suponer un ahorro sustancial a las arcas cabanilleras.

 

Suben también los gastos de electricidad –un 26% de media, la partida de comunicaciones telefónicas (+46%) y la partida de alojamiento web –nada menos que un 270%–. Por otro lado, se habilita una partida genérica de otros suministros en urbanismo de 40.000 euros. 

 

Falta de prudencia y malos síntomas

 

Otro de los aspectos más destacados del proyecto del Presupuesto General de 2016 que valoran desde el PP se refiere a la consignación de  105.869,30 euros frente a los 22.000 euros del Fomento del empleo desarrollado el año anterior desde Suvicasa para contribuir a la puesta en marcha del Plan Extraordinario por el Empleo impulsado por el Gobierno Regional, aunque financiado por  los ayuntamientos, diputaciones y fondos europeos. “Consideramos que es una buena medida, pero esta acción no concuerda en nada con la promesa del Equipo de Gobierno que lidera José García de crear 300 puestos de trabajo en los próximos 4 años a través de la empresa municipal. Empleos que no aparecen reflejados en las cuentas, por lo que nos tememos que no fue más que una promesa electoral que pasará al olvido una vez alcanzado el sillón”, sentencian los populares cabanilleros.También resulta chocante que el alcalde incumpla tan pronto su compromiso de prudencia de dotar presupuestariamente el coste total de todos los trabajadores, ya que solo ha habilitado una cantidad que apenas sirve para contratar a 15 trabajadores”.

  

Los populares remachan, además, el mal síntoma que supone la ausencia en el presupuesto de un plan de inversiones que recoja las prioridades fundadas, criterios claros y objetivos de asignación del futuro del municipio y las necesidades de sus habitantes, “algo que deja clara la política de improvisación a la que nos veremos sometidos todos los vecinos en los próximos, y esperemos que últimos, cuatro años”.

 

Por último, desde el PP lamentan el talante con el que el señor García ha liderado el proceso de elaboración del proyecto del Presupuesto para 2016, ninguneando y despreciando cualquier propuesta que proceda del partido que ganó las pasadas elecciones municipales. “Estas no son las buenas intenciones que el señor García prometió en su toma de posesión, en la que tendió la mano a la colaboración de todos los grupos políticos. Sin embargo, con el nuestro no ha contado para nada, salvo en dos ocasiones en las que el Equipo de Gobierno tenía problemas”, exponen desde el Partido Popular cabanillero.

 

Malas formas y peor fondo –concluyen desde la formación popular–, en la elaboración de un presupuesto que reduce de manera drástica las aportaciones sociales a las personas más desfavorecidas del municipio, las ayudas para promocionar la Cultura, para ejecutar nuevas inversiones o para mantener y ampliar servicios. “Y es que, en las cuentas que ha presentado el PSOE no se ha consignado ni un solo céntimo de euro para la puesta en marcha de nuevos proyectos o el impulso de nuevas ideas. En definitiva, estamos ante un presupuesto  que recorta de manera grave la calidad de vida y las posibilidades de desarrollo de todos los vecinos de Cabanillas del Campo”, sentencian desde el PP. 

 

saluda

afiliate

nngg