twitter facebook
Lunes, 06 Julio 2015 16:22

El alcalde inicia mandato incumpliendo los principios de su acuerdo con VxC e IU, entre ellos el de no cobrar tres veces por encima del salario mínimo

Tampoco cumple con el compromiso de nombrar tesorero a un técnico del Ayuntamiento –responsabilidad que será ejercida por el concejal socialista Aitor Delgado–, ni con el de consensuar este tipo de decisiones con los diferentes grupos políticos representados en el Ayuntamiento.

 

En menos de 30 días José García Salinas ya se ha saltado tres de los principios básicos del acuerdo que alcanzó con la formación Ahora Cabanillas y VxC para conseguir ser investido alcalde de la localidad a pesar de su derrota en las urnas. En concreto, el regidor municipal ha incumplido los puntos 7, 11 y 12 del documento que los tres grupos sellaron en vísperas de la toma de posesión del 13 de junio y en el que se hacía constar de manera literal que los firmantes “asumían que el incumplimiento total o parcial de alguna de estas condiciones supondrá la posible presentación de una moción de censura por parte de Vecinos por Cabanillas”. “El señor García es alcalde gracias a un acuerdo que el PSOE firmó con ambas formaciones, sin embargo hoy presentan una propuesta consensuada que contraviene de manera evidente algunas de las condiciones más destacadas de ese acuerdo”, indica el portavoz del PP en el Ayuntamiento cabanillero, Jaime Celada.

 

El primero de los incumplimientos ‘perpetrados’ por José García se sitúa en el punto séptimo del “acuerdo de investidura” rubricado por los tres grupos políticos, comprometiendo al Equipo de Gobierno a nombrar tesorero a un técnico del Ayuntamiento. “En ningún caso” –remacha el documento de forma textual– “ejercerá esta labor un concejal, cumpliendo de este modo la ley al respecto que entra en vigor”. Pues bien, en el Pleno extraordinario celebrado en la mañana de este lunes, los votos de PSOE, Ahora Cabanillas y VxC han aprobado asignar esta responsabilidad a Aitor Delgado, edil y portavoz socialista en el Consistorio del municipio.

 

 

Tampoco se cumple la condición undécima del acuerdo –que hace constar la obligatoriedad de consensuar de forma unánime con todos los grupos políticos cualquier cuestión antes de ser sometida al dictamen de la junta de gobierno–, ni la duodécima –que fija el sueldo del alcalde y de los concejales liberados en un máximo no superior a tres veces el salario mínimo interprofesional–. Así las cosas, el salario de José García no podría superar los 27.241,20 euros brutos anuales (en 648,60 euros está fijado el SMI), mientras que el de los ediles con media liberación debería limitarse a 13.620,60 euros. Sin embargo, el alcalde se ha asignado un sueldo anual de 32.000 euros, mientras que los ediles con dedicación parcial cobrarán al año 16.459 euros. Pese a vulnerar de manera flagrante las condiciones del ‘acuerdo de investidura’, VxC ha aprobado estas retribuciones sin plantear objeciones. “Apoyando estas propuestas la credibilidad de VxC está en entredicho, pues con los puntos que se ha saltado el PSOE deberían estar planteándose promover una moción de censura”, sostiene Jaime Celada. El portavoz popular también se ha mostrado muy crítico con la actitud del alcalde de Cabanillas, “que intenta vender una imagen de honestidad y dignidad que no se corresponde en ningún caso con la realidad. Es más, comienza mandato ensuciando su credibilidad y engañando a sus propios vecinos”.

 

 

Insólito: tres plenos en 5 horas

 

Estas cuestiones han sido debatidas durante el Pleno extraordinario de organización celebrado en la mañana de este lunes en el Ayuntamiento cabanillero, precedido por otra sesión de idéntico carácter y convocada de manera urgente para aprobar la renuncia de la concejal socialista Reyes Estévez, que deja su acta de concejal tras ser nombrada consejera de Educación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

 

 

Precisamente, la ausencia de Estévez en el primer Pleno de la legislatura tras el de la constitución de la corporación municipal ha desencadenado la insólita anécdota de la jornada. Y es que, en el punto relativo a la designación de cargos con dedicación exclusiva se ha producido un empate entre los votos a favor (3 de los concejales del PSOE, 2 de VxC y 1 de Ahora Cabanillas) y los contrarios de los 6 concejales del PP. José García no se ha percatado de que en caso de empate la Ley obliga a repetir la votación; si en la ‘segunda vuelta’ el empate persiste, es el voto de calidad del alcalde el que decide. García ha levantado sesión sin realizar la segunda votación.

 

El grupo popular ha registrado un escrito alertando de la irregularidad en el procedimiento y ha sido horas después –rozando las tres de la tarde– cuando los concejales han recibido notificación de una nueva convocatoria de sesión extraordinaria y urgente para subsanar el error. “Es verdaderamente inquietante el nivel de desconocimiento que el señor García y su equipo tienen del funcionamiento de la administración… Por el bien de los vecinos, deberían ser más responsables y estar más atentos, porque sus errores nos pueden costar muy caros”, indica Jaime Celada.

 

El grupo que lidera ha votado en contra de la urgencia, ya que la premura de la convocatoria ha impedido la asistencia de a algún miembro de la corporación municipal, privándole de su derecho de participar en la sesión.

 

saluda

afiliate

nngg